Posteado por: navarros | 30 noviembre 2008

Otro ejemplo de adaptación

994012_25815042Hace algo más de un mes impartí una formación sobre metodologías de desarrollo software en la empresa. Una de las que más impacto creó fue TDD y su progresión hasta un sistema de Integración Continua. Siempre que hablo de las metodologías (sean las ágiles, las predictivas o cualquier combinación de ellas) expongo mi opinión de que no se puede ser estricto e inflexible con su aplicación, por varios motivos:

  • Pocas veces cuando se escribe sobre un sistema de gestión se es tan ‘transparente’ como para contar las partes más mundanas o de las que menos orgulloso te sientes en su aplicación,….y sin embargo son las más importantes.
  • La mayoría, por no decir la totalidad, están aplicadas por y para un conjunto de personas con una cultura anglosajona, muy diferente de la española (Spain is different! :))
  • Ninguna se explica con las circunstancias de tu empresa, entorno, negocio y condicionantes. Todas deben ser adaptadas y siendo algo a aplicar con personas es fundamental tenerlas en cuenta como factor de afectación en su implantación.

Concretamente el director de informática del cliente del curso me contaba que él había aplicado TDD por iniciativa propia en una empresa anterior y que no había funcionado que finalmente y se había desechado.

Leyendo el post de Pensamientos ágiles me ha hecho recordar una medida similar y que conté a mi cliente que aplicábamos en una empresa donde yo trabajé anteriormente (muy anteriormente :)).

En nuestro caso poníamos ‘nuestro castigo monetario’ cada vez que alguien no protegía los ficheros en el control de versiones correspondiente (VSS) , estaba algo más elaborado, no recuerdo la tabla de ‘precios’ exacta, pero era algo así:

  • 5 ptas. por cada fichero desprotegido
  • 10 ptas. si el fichero estaba compartido con otros proyectos
  • 100 ptas. si el fichero había tenido que ser utilizado para una compilación el día siguiente

Viendo que está en ptas. os imaginaréis que hace tiempo pero no tanto como para ver que 5 ptas. no tuvieran apenas importancia…lo que si la tenía era el escarnio público al día siguiente (y el café cada semana que pagaban las multas). Aunque recuerdo alguna buena multa por dejarse librerías principales sin proteger.

La medida se suspendió a los 6 meses porque ya era raro los descuidados que caían (todos íbamos con mucho cuidado, incluso la gente volvía a la oficina tras 5 min. de haber salido para proteger los ficheros) por tanto consiguió el objetivo.

No creo que en otros países esto funcione, pero aquí, el orgullo y el café son suficiente recompensa. Adaptar las metodologías y medidas al entorno y situación  es donde radica el éxito de las mismas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: